UA-30948177-1

REFUERZO ESCOLAR


Mary Tarasco (Italia) y Valentina Schiuma (Italia), ambas voluntarias que ya estuvieron con nosotros en Tsunza el verano pasado, este verano de 2012, destinaron la mayor parte de su tiempo a impartir clases de refuerzo escolar a aquellos niños con necesidades educativas especiales o con retraso escolar tanto en escritura como en lectura.

Como el grupo era muy grande, dividieron a los niños en dos grupos; Valentina se encargaba de los mayores y Mary de los mas pequeños. Los niños de Valentina ya sabían leer y escribir silabas y algunas palabras pero muy despacio y con falta de destreza.
 
Estos niños, al inicio, solo escribían palabras muy simples en Swahili (lengua a la que ambas se introdujeron a la fuerza ya que era la que utilizaban para trabajar con sus niños) pero, con el paso de los días, empezaron a construir frases y a leer paginas de algún libro. Salim Abdallah, Safari majimbo, Lucky Yoto, Mwanamisi Dzuha y Paulo siempre estaban presentes en las clases y mostraron grandes progresos. Durante los últimos días, cuando las lecciones finalizaron, empezaron a ir ellos mismos a la biblioteca y, con la ayuda de Valentina, cogían libros sencillos y leían durante una hora.

Mary, que también impartía clases de refuerzo a los más pequeños cada mañana de lunes a viernes, empezó con el sonido de las silabas en swahili y como reconocerlas y escribirlas. Al final del mes, sus niños empezaron a escribir algunas palabras dictadas. También estuvo impartiendo clases a los bebes de entre uno y 3 anos, enseñándoles las vocales y el abecedario.

Tanto Mary como Valentina (además de muchos otros voluntarios), por las tardes y fines de semana, echaban una mano en muchos otros proyectos como pintar el techo del dispensario, limpiar y poner a punto el dispensario médico, organizar material escolar para los niños apadrinados y, en el caso de Valentina, también paso muchas horas ayudando al grupo de mujeres.

CLASES DE MATEMATICAS

Kike Mejía (Alicante) y Pablo Idoate (Pamplona) fueron los encargados de impartir las clases de matemáticas. Una vez comprobado el nivel que tenían los niños, se marcaron un objetivo principal para cada uno de los tres niveles: con los pequeños, el objetivo fue que aprendiesen bien los números en inglés y que aprendiesen a hacer sumas y restas con números de dos o más cifras utilizando las llevadas.
 
Con el grupo de los medianos, el objetivo fue que aprendiesen las tablas de multiplicar y consiguieran de esta forma una mayor habilidad en el cálculo mental. También trabajaron multiplicaciones y divisiones con decimales. Y con el grupo de los más mayores, centraron sus esfuerzos en enseñarles el apasionante mundo del álgebra operando con monomios y resolviendo ecuaciones.
Fue un trabajo duro pero, a la vez, fue muy gratificante ver los avances de los alumnos en sólo 4 semanas. Tanto Kike como Pablo quedaron muy satisfechos con el proyecto y ya tienen en mente continuarlo en el próximo año.

COLCHONES Y CASA NUEVA


El voluntario Pablo Idoate había recibido donaciones de familiares y amigos para ser utilizadas allí donde se viera mayor necesidad. Al llegar a Tsunza, Pablo preguntó dónde podían ser mejor utilizados esos fondos. Y es aquí donde nacieron dos proyectos sencillos pero muy útiles y gratificantes.

Tras una exploración por las casas de algunos aldeanos se comprobó que en alguna casa más necesitada los miembros de la familia dormían sobre tablas o directamente en el suelo y en condiciones inimaginables. Así que decidieron utilizar parte de esas donaciones en adquirir 8 colchones, cada uno con un coste de 20 euros. De esta simple forma cambiaron las noches de 3 familias de Tsunza, la de Beruwa, la de los huérfanos Lucky y Sophie y la de la familia Mashanga.

En ese rastreo en busca de familias más empobrecidas, se encontraron con la casa de los Mashanga, en la aldea de Kwa Bora. En poco más de 7 metros cuadrados “vivían” un matrimonio, la abuela y cinco hijos. Llamaba especialmente la atención ver la alegría y conformismo con el que se tomaba la familia su precaria situación. Así que no dudamos ni un segundo en pagar la construcción de una nueva casa de adobe mucho más consistente con tres habitaciones, similar a otras casas de la aldea pero mucho más resistente.

Llama poderosamente la atención cómo con 250 euros puede cambiar totalmente la vida de una familia. De hecho, este caso ha hecho plantearse a la asociación dirigir esfuerzos venideros a reubicar a familias especialmente pobres en casas dignas para vivir.

INFORMATICA


Durante el voluntariado 2012, la principal tarea de Raúl Mesa (profesor de Barcelona) fue la formación en informática. Se disponía tan solo de cuatro ordenadores portátiles, en diferentes condiciones (uno de ellos prácticamente nuevo, otros sin batería, etc.) y de tan solo un generador solar de baja potencia para recargar o mantener los ordenadores en funcionamiento.
En un inicio se empezó dando clases a dos adultos, Ndegwa y Peter, los maestros de nuestra biblioteca, y más tarde se unió Joyce, la otra maestra. A lo largo del voluntariado, otros estudiantes de secundaria se incorporaron de forma puntual a algunas clases.
Las clases en un inicio se preveían de una hora pero era tal la atención y las ganas de aprender de los estudiantes que la mayoría de los días duraban toda la mañana, hasta la hora de comer, tocando temas tan diferentes como el funcionamiento de un ordenador, creación y copia de archivos, uso del procesamiento de textos, uso de Excel, uso de internet,…
La última semana se dedicó a la creación de un powerpoint personal sobre un tema que ellos mismos eligieron, prestando una cámara de fotos a los alumnos e incorporando fotos a su trabajo.

Las dificultades fueron muchas, no era fácil poder cargar los ordenadores (los cables de recarga se acabaron estropeando casi todos), hubo que adecuar un espacio para poder realizar las clases, etc. Pero con paciencia y la ayuda de todos, al final fue posible. Raúl financió la compra de tres módems usb para que pudieran conectarse a internet y varios ratones con  El objetivo fue, por un lado, que las personas formadas pudieran a su vez transmitir esos conocimientos a otros, y por otro lado, permitir a la asociación una comunicación con ellos vía correo electrónico. 

Simultáneamente, Raúl realizó otras tareas, como colaborar en la construcción de la casa de los doctores cavando para rebajar el nivel del suelo, pintar y barnizar el techo del dispensario médico, transporte y descarga de materiales,...También colaboró en eventos como el Lutsangani 4 Life - donde realizó actividades para los niños y formó parte del jurado que valoró las diferentes actuaciones-, las olimpiadas del deporte, y otros seminarios y actividades que necesitaban de ayuda para su preparación.

PROYECTO DEPORTE: TSUNZA OLYMPIC GAMES

Mario Tomás Ripoll y Susi Tomás Ripoll plantearon un proyecto de creación de escuelas deportivas tipo “campus de verano”, en las que los niños de Tsunza, además de sus clases de matemáticas, ciencias e inglés, han tenido por primera vez la oportunidad de recibir clases de Educación Física, en las que se buscaban, además de la diversión de los alumnos, el trabajo de objetivos como la socialización, promoviendo la convivencia cordial y alegre, por medio de actividades que reforzaran las conductas de respeto, solidaridad, cooperación y conciencia de grupo, la integración de poblaciones especiales y de la mujer (deporte para todos), así como la psicomotricidad.
 
Los deportes escogidos como herramienta para trabajar dichos objetivos fueron el Voleibol, el Baseball y el Atletismo, creándose progresiones metodológicas en las que se trabajaba fundamentalmente en grupo y en las que el objetivo fundamental era reforzar las conductas arriba mencionadas.
 
De manera claramente interrelacionada con el proyecto y nuestros objetivos, se planteó un seminario de “Valores Olímpicos”, en el que se hizo en primer lugar una pequeña presentación en la que se explicaba qué son los valores olímpicos, los Juegos Olímpicos y la filosofía de vida que el movimiento olímpico promulga.
 
 

El trabajo consistía, en primer lugar, en la formación de equipos, los cuales debían representar un país ficticio, con su correspondiente bandera y mascota, con el objetivo de fomentar la creatividad y el trabajo en grupo. Posteriormente, a cada equipo se le asignaron dos valores olímpicos, a partir de los cuales debían hacer un mural en el cual definían dicho valor olímpico y explicaban la relación del mismo con la vida cotidiana. Finalmente, exponían dicho mural ante toda la clase.
 
Los objetivos de este seminario eran, además del trabajo en equipo y la creatividad, la reflexión en cuanto a valores importantes, tanto en el deporte como en la vida.
 
 
Como guinda final a este proyecto, con un objetivo motivacional por una parte, y de sociabilización por la otra, se planteó la celebración de los “Tsunza Olympic Games”, consistente en un día de convivencia que comenzó con la exposición de los murales por parte de los distintos equipos, y que continuó con la celebración de competiciones en los que dichos equipos se enfrentaban entre ellos con el objetivo de conseguir su medalla olímpica, símbolo de reconocimiento al buen trabajo en equipo de cada “país”.
 

DERECHO HUMANOS



Considerando la importancia de los derechos humanos, Mary Tarasco (voluntaria de Italia que volvía por segunda vez), organizo un seminario dirigido a los aldeanos, pero sobretodo, a los adolescentes de Tsunza sobre los derechos humanos y las violaciones de los derechos humanos en Kenia. 

Como los miembros de Children of Africa, cada vez más, intentan evitar la constante tendencia de adoctrinamiento del hombre blanco sobre el negro, este verano se ha intentado en la máxima medida posible, evitar que fueran los voluntarios mismos quienes hablaran durante los seminarios; en cambio, se hablo con aldeanos interesados en tomar las riendas de tales seminarios, se les ofreció la formación necesaria, se practico con ellos, y fueron ellos mismos los que impartían y hablaban en los seminarios con su propia gente de tu a tu.  El voluntario solamente dirigía el seminario en segundo plano, preparando el powerpoint, pasando la información y debatiéndola con aquellos que fueran a colaborar, pasando las diferentes diapositivas del powerpoint y animando al debate con preguntas comprometidas durante los seminarios.

Por ello, Mary consiguió organizar el seminario con la ayuda de dos de nuestros adolescentes apadrinados, Mwingo Abdallah (17 años) y Mandela Mnyika (18 años), que fueron quienes dieron las charlas sobre los derechos humanos durante el seminario, siguiendo y mostrando las imágenes y videos del powerpoint previamente preparado por nuestra voluntaria en Italia.
El seminario fue un éxito y los chavales demostraron tener mucho talento animando a la gente al debate, haciendo preguntas comprometedoras que les hiciera pensar y expresarse, etc. 

A la vez que fue interesante comprobar que los chicos y chicas identificaron una gran falta de protección de sus derechos, mientras debatíamos sobre la educación, la sanidad, la igualdad de género y la libertad de expresión en su país.

Durante el debate, no solo se informo sobre los derechos humanos y sus violaciones, sino que también se puso especial énfasis en recordar que no solo tenemos derechos sino también responsabilidades. 

Se debatió bastante sobre la importancia de tener muy presentes y cumplir con las responsabilidades que tenemos  con nuestros conciudadanos, con el resto de la humanidad, con nuestro planeta y con nuestra familia para garantizar un desarrollo común basado en el respeto mutuo.


Por último, se mostró un vídeo educativo sobre los derechos humanos y la película Hotel Ruanda, sobre el genocidio de 1994 en dicho país, un excelente ejemplo de la violaciones de los derechos humanos.

AGRICULTURA



 
Durante el mes de agosto de 2012, liderados, organizados y llevados a cabo por Ruben Valenzuela (Barcelona), se iniciaron varios proyectos de agricultura, para potenciar la independencia del poblado y fomentar el auto cultivo. 

Inicialmente, se realizó un semillero para proteger a las plantas recién germinadas del ataque de animales y se construyó una compostera para la realización del compost para ser usado como fertilizante en cultivos caseros.

Posteriormente, nuestro voluntario, ayudado por varios aldeanos de Nigamba village,  preparó y organizó varios seminarios de agricultura, para mostrar diferentes métodos para la mejora de las cosechas; como por ejemplo, realizar compost, parcelar terrenos, uso de fertilizantes, e incluso ofreció una introducción a las plantas medicinales. Cabe destacar el cultivo de la artemisa annua, una planta facilitada desde la Dolça Revolució  para la prevención y mejora de los efectos de la malaria.

Con el objetivo de dar un ejemplo a los poblados cercanos, se realizó un espacio de cultivo donde se incluirían todos los nuevos métodos para mejorar las cosechas y se subvencionó desde la asociación la compra de 70 árboles frutales (Mango, naranja, tomates, bananas…) para aumentar los recursos del poblado. 
También se ofreció trabajo a varios aldeanos que se ganaron un sueldito cavando zanjas y creando zonas de cultivo en forma de terrazas descendientes para aprovechar la caída del agua. 
 
Durante los seminarios, los más de 40 asistentes eran conducidos a la zona para observar y coger ideas, mientras Njeka (un aldeano que fue formado por Ruben para dirigir e impartir los seminarios en Swahili) les iba explicando todo lo que se había hecho y cómo por tal de mejorar los cultivos.


Finalmente, destacar la creación de un horno solar entre la asociación (dirigido, organizado y llevado a cabo por Ruben) y varios miembros del poblado. Se trata de un horno que recoge la energía del sol y la acumula en el interior gracias al efecto invernadero que se produce.
 
Se reduce el tiempo de búsqueda de madera, se eliminan los riesgos de contraer enfermedades respiratorias por la inspiración de gases y se reduce la deforestación. No fue nada fácil para nuestro voluntario encontrar todos los materiales necesarios, pero su gran energía, entusiasmo y empeño dieron sus frutos.


CLASES DE INGLES




Durante el voluntariado 2012 se dieron clases de inglés (lengua oficial de Kenia), ciencias y matemáticas. Los alumnos se dividieron en tres grupos según el curso que habían acabado en la escuela. De las clases de inglés se encargaron Susi Tomás y Laura Almar. 

Se disponía de muchos recursos que Susi se encargó de recopilar durante el año. Así los niños/as pudieron disfrutar de varios archivadores llenos de worksheets, flashcards, wordcards, posters, cuentos, etc. El material se dejó allí y se explicó a los profesores que dan las clases de refuerzo en la biblioteca cómo podían utilizarlo.

Al llegar allí solo se tuvo que ver el nivel que tenían los alumnos, seleccionar el temario y fijar objetivos. El mayor esfuerzo se puso en intentar dar las clases de una manera más dinámica y participativa que a la que habitualmente se vio que estaban acostumbrados.

Las clases que los niños suelen recibir se basan en la repetición. Así que los niños/as tienen muchas dificultades para poner en práctica lo que saben. Es decir, los niños saben mucho vocabulario, pero no saben utilizarlo. De esta forma, se intentó hacer actividades más prácticas relacionadas con la vida diaria.

Se leyeron cuentos, aprendieron canciones y se jugó a infinidad de juegos como el ahorcado y el “stop the pencil” para repasar el vocabulario o el “stop the bus” para repasar la gramática. 
 
En definitiva, podemos afirmar que ha sido un mes muy gratificante en el que se ha visto como los niños han mejorado, han aprendido a participar y a utilizar el inglés en situaciones reales. Los niños han aprendido de una forma dinámica, divertida y significativa.


OLIMPIADAS MATEMATICAS





Las matemáticas son una de las grandes carencias que tienen los habitantes de Tsunza y Kenya en general. El nivel es muy bajo y en ocasiones tienen grandes problemas a la hora de realizar algunos cálculos mentales o sencillas operaciones. Por ello, los encargados de la clase de matemáticas, Pablo Idoate y Kike Megia, organizaron unas olimpiadas matemáticas, la primera edición del  “TSUNZA MATHS OLYMPIC GAMES”, con la intención de acercar y motivar a los alumnos de Tsunza en esta materia, de una manera más dinámica y divertida.

Las primeras semanas en las clases de matemáticas se explicó el funcionamiento de los juegos en diferentes niveles y se practicaban algunos días para que los alumnos fuesen cogiendo destreza. Finalmente, llego el gran día, las pruebas estaban diferenciadas por niveles, y fueron básicamente de agilidad mental y calculo numérico. Hubo pruebas tanto individuales como de grupo en las que los participantes elegían un nombre para sus equipos: leones, tigres, elefantes, jirafas… ningún animal se quedo sin representación en estas olimpiadas.

Los ganadores recibieron diplomas de participación y premios en material escolar. El resultado fue muy positivo, y hubo un gran apoyo de los alumnos entre ellos, la sensación fue muy gratificante ya que se vio una notable mejora en el nivel de los alumnos desde el día en que se empezaron a preparar las olimpiadas hasta la gran final. Ya se piensan en futuras ediciones con nuevas pruebas.