UA-30948177-1

DISPENSARIO MEDICO



El proyecto más importante y que más trabajo ha requerido de parte de todos los voluntarios ha sido el acabado del dispensario médico. Muchas eran las cosas que hacer pero gracias a la ayuda diaria y constante de todos los voluntarios casi todo ha sido llevado a cabo durante los meses de julio y agosto. 

 





En julio Adela, Pedro, Manolo y Lina, que pasaron una semana en Tsunza, se encargaron de comprar la pintura y pintar todo el interior de color crema. 

En agosto se continuó con el grupo grande de voluntarios (14 voluntarios) barnizando el techo de toda la estructura. 

Después tocó retocar la pintura exterior, poner losas en el suelo de los pasillos y perímetro exterior, los zócalos, limpiar todas las salas, poner cristales y telas mosquiteras en las ventanas, etc.
 
Sólo después haber hecho todo esto, fue posible empezar a comprar y montar todos los muebles necesarios para los primeros cuartos (escritorios, sillas, archivadores, muebles con cajones para instrumentos médicos, bancos para la sala de espera...). Desde Nairobi llegó también todo el equipamiento básico necesario para hacer primeras visitas como guantes, camillas, termómetros, fonendoscopio, esfigmomanómetro, otoscopio, martillo médico, kit de suturas… 
 
Al mismo tiempo, se empezó a construir la primera casa para los doctores, requisito indispensable para que el gobierno nos permita la apertura del dispensario. Por último, se acabaron de construir los baños.

Pero quedaba un paso fundamental, que no trajo pocos quebraderos de cabeza: la electricidad. Como los fondos no permitían adquirir todo lo necesario para hacer la estructura eléctrica idónea, hicimos una valoración de cómo cubrir al menos lo más básico (un fluorescente por habitación, algunos en los pasillos, y algunos enchufes). 



Así, conseguimos colocar 6 paneles solares, baterías, cableado que, junto con el generador eléctrico que adquirió Mario con el dinero que recaudo en una fiesta playera solidaria, permitirá al dispensario gozar de una mínima autonomía.    

El trabajo hecho ha sido mucho y en Tsunza siguen trabajando para que todo esté listo para el año que viene y para la apertura tan esperada.


 

 

luminacion equipamiento basico en 6 paneles solares permitiendo de esa manera la iluminaci tambien todo el equipamiento basico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.